10 consejos prácticos para comprar zapatos escolares y tenis.

Ya estamos en compras escolares y es definitivamente un proyecto.

Primero los libros, luego los útiles y entonces vienen uniformes y zapatos.

Para mí una de las compras más importantes son los zapatos.  Es algo de uso diario y que debe durar y acomodar.

Como madre de activos varones que soy siempre busco características específicas en los zapatos escolares para evitar estar comprando cada dos meses.

Mis requisitos para zapatos escolares:

  1. Que tengan costuras.  Los que son con adhesivos no son tan duraderos.
  2. Que tenga una zuela que sobresalga un poco en los bordes.  Le sirve literalmente como un bumper de carro.
  3. Que sean frescos.  Especialmente en climas calurosos porque ya de por sí las medias calientan.
  4. Que sean flexibles.  Un zapato duro es un trauma para un niño que anda correteando por todas partes.
  5. Que usen velcro o al menos no sea con cordones.  Ésto específicamente para niños de menos de 8 ó 9 años.

Para los tenis que usarán en la escuela (a menos que sea para un deporte específico) busco también cosas claves que me funcionan.

Mis requisitos para tenis escolares:

  1. Que tengan la punta cubierta con alguna protección de goma (sino, a la primera ya vienen pelados).
  2. Que tengan suela con buena textura o relieves para que no resulten resbalosos.
  3. Que sean suaves y cómodos por dentro.
  4. Que tengan ventilación.
  5. Que les guste a ellos.  El diseño de los tenis son una forma de expresión.  Si en la escuela tienen algunas restricciones verifícalo primero y elijan dentro del parámetro.

Por experiencia les digo que hay que tratar de comprarlos de buena calidad desde el principio porque definitivamente es un producto que van a usar diario y por un tiempo prolongado así que cada peso que inviertas lo van a aprovechar.

Mira también: cómo hacer compras seguras por internet: guía para madres

Algunos lineamientos básicos para elegir zapatos son:

  1. Comprarlos no más de 1/2 a 1 número mayor que el size actual de tu hijo. Si los compras muy grandes “para que le duren” va a estar incómodo, con el pie sin buen agarre, expuestos a una lesión por cualquier caída y con una pisada que no le favorece.
  2. Cuando vayas a comprar en una tienda, si llevas el niño, que se lo mida con medias, así ya sabes el rejuego.
  3. Si vas a comprarlo online, asegúrate de verificar la talla si es USA, EU o UK, son parámetros diferentes, cada zapato lo dice pero te lo advierto para que no te confundas en el proceso.
  4. Si tienes un zapato que te ha funcionado y a tu hijo le acomoda y le gusta pues esa será tu mejor compra.
  5. Si tu hijo dice que le aprieta o notas que ya ha gastado la zuela de un sólo lado por una mala pisada, es tiempo de cambiarlo.  Así evitarás incluso problemas articulares a corta edad.

Espero que te vaya súper con tus compras escolares.

Deja una respuesta

Pin It on Pinterest

Compártelo!

Comparte este post con tus amigos!