Crea tu propia tradición para inaugurar la Navidad en familia.

La época de navidad es la preferida del año para la mayoría de las familias. Es tiempo de compartir, de comer deliciosas recetas especiales de época, de bailar, buena música, hasta bebidas especiales, todo mezclado con olores y colores que nos llenan de felicidad.

Alrededor del mundo se celebra con distintos matices.  El elemento cultural es muy poderoso y cientos de miles de personas acogen la tradición del lugar de donde vienen o donde viven y la incoprporan a su vida como por inercia.  Ésto es maravilloso y tiene un efecto buenísimo porque nos CONECTA.

Pero, ¿Te has puesto a pensar que tu familia podría crear tradiciones especiales?

Te explico:

Puedes tomar un poco del elemento cultural y transformarlo en algo mucho más especial o puedes crear una tradición desde cero.

Aquí te doy algunas ideas de retomar tradiciones o de crear desce cero:

Armar el arbolito juntos:

Esta es una tradición que se desprende de mi mamá.  Siempre lo armábamos juntos y arbolitos diferentes (de escoba, de palo seco pintado, de malla metálica con conitos de papel, etc).

Con mis niños tomamos una mañana y ponemos música navideña, nos ponemos gorritos navideños (para entrar en ambiente) y vamos hablando de la historia de la navidad en lo que vamos armando y desenredando.

Me gusta que lo armemos juntos y, aunque no quede el más hermoso del mundo, lo dejo tal cual ellos lo decoraron, ya sea con las bolas todas juntas de un lado y del otro ninguna.

Es muy satisfactorio para mí ver su cara de felicidad cuando le dicen a todo el mundo que “ellos decoraron el arbolito”.

De hecho, su primer arbolito fue colgando todos sus juguetes de cuando eran bebés.  Una monería.

 

Inaugurar la decoración navideña:

Una vez ya tengo mi casa en ambiente pues invito a la familia a tomar un té de jengibre con galletitas.  Ésto realmente lo he logrado en mi mente, pues en mi familia (dominicanos al fin) no conciben una juntadera sin comida “de verdad”.

Así que pongo el ambiente con música y olores, sirvo el jengibre con galletitas y después pues a comer se ha dicho.

Si quieres saber cómo lograr que tu casa se impregne del aroma navideño entra AQUÍ para que veas qué fácil lo haces.

 

Escoger un sitio para donar ropa y juguetes:

Por mi propia formación de “vivir ligero de equipaje”, siempre he creído en el valor que toman las cosas cuando cambian de dueño, en español: se regala.

Mis hijos están tan acostumbrados a que cada cierto tiempo saquemos ropa, juguetes y libros para donarlos.  ya están que cuando ven una caja o funda en el carro me preguntan: ¿Eso es para llevárselo a los niños del hospital?

Especialmente porque son mis ayudantes principales cuando preparamos las Hora Loca con Madres Conectadas.

Me gusta hablarles de diferentes necesidades que tienen algunos niños y que ellos tienen el privilegio y el poder ayudarlos.

Así que, pequeños como son, los pongo a que elijan todos los juguetes que deseen regalar para que otros niños también los disfruten.  Ellos mismos los sacan y les hacemos una “despedida” con foto incluída porque me han pedido que la quieren de recuerdo.

 

Preparar tarjetas de Navidad:

En vez de que ellos hagan un regalo que sea comprado, los pongo a hacer sus tarjetas.  Papel, cartulina, lentejuelas, arenilla (escarcha), pegamento, lápices de colores, lo básico.

Ellos le crean dibujos y mensajes a la familia y se lo entregan como SU regalo.  Las vamos haciendo y poniendo en el arbolito y después ellos las toman y las entregan en la Navidad.

Es importante para mí hacer de ésto un ejercicio de consciencia y decirles que el esfuerzo y el amor que ellos ponen en hacerla es lo que la gente que los quiere valora de verdad.

Hacer su carta al Niño Jesús y ponerla en el arbolito:

Ellos se esmeran con ésta y hasta tengo una anécdota del año pasado:

Están los niños sentados con sus lápices y papel listos para hacerles la carta al Niño Jesús y, de buenas a primeras,  viene mi niño de 6 años con un problema existencial.  Me dice:

“Mamá, tenemos un problema.  El niño Jesús es un bebé, ¿Cómo va a leer mi carta?”

El pequeño le dice: “Su papá se la puede leer”. (osea San José).

El grande constesta: “¿Y si el papá no sabe qué juegos son esos?”

En medio de toda esa preocupación deciden que mejor se la van a hacer a Santa que es un adulto y sí va a poder leerla (como para garantizar).

Pero al final les digo que por quien se celebra la Navidad es por el Niño Jesús y que él va a entender lo que escriban o va a buscar ayuda.

Conclusión:  ¡Le hicieron un dibujo de lo que querían!

carta santa mdresconectadas.com
Las mamás de varones reconocerán a Lloyd y Lord Garmadon de Ninjago y un Bayblade.

 

Ya no iba a existir la más mínima confusión.  Jajajajaja.

 

Hay muchas ideas que te van a encantar y que podemos seguir compartiendo.  De hecho, me gustó mucho el giro que le dió una mamá al tradicional Elf on the Shelf (que no me gusta para nada en lo personal) pero aquí, con este nuevo enfoque, está buenísimo como tradición.

El artículo está en inglés pero lo comparto gracias a Clara González de www.cocinadominicana.com que me lo envió.

 

Finalmente me gustaría conocer de tus propias tradiciones para recibir la Navidad.

¿Qué hacen tradicionalmente en tu país?

¿Haces algo especial con tus hijos?

¿Qué idea te parece genial y quisieras compartir?

 

 

Si te gustó, Comparte esta publicación...

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Scroll Up