22 octubre, 2018

Prueba del talón: un análisis que puede cambiar la vida de tu recién nacido.

Una de las cosas que más me ha gustado de haber desarrollado este proyecto y lanzar Estoy Embarazada: Guía Esencial para la Nueva Madre, es que me ha permitido conocer marcas y productos excelentes y pioneros tanto para la madre embarazada como para su bebé.

Uno de ellos es sin duda Criba Life Screening Program.

La ciencia avanza y hoy las nuevas #madresconectadas tiene acceso a recursos que cada vez mejoran y salvan más vidas.

Me alegra mucho poder ser portavoz de estos servicios y que muchas familias sean beneficiadas por una detección temprana de algunas condiciones en el momento del bebé nacer y que, con el tratamiento adecuado, pueden mejorar su pronóstico y calidad de vida.

Como saben, me gusta siempre darle un enfoque educativo a todo y por eso comparto con ustedes datos super importantes sobre lo que es la Prueba del Talón o Tamizaje Neonatal para que puedan tomar una decisión informada a la hora de prepararse para recibir a su bebé.

La Prueba del Talón es un análisis bien sencillo que consiste en un pinchazo en el talón del bebé de manera rápida y superficial para detectar condiciones congénitas (que están desde el nacimiento) y poder diagnosticarlas antes de que se empiecen a ver síntomas.

Muchas de las condiciones que se detectan con este análisis, si no se tratan al nacer, pueden tener secuelas de por vida.

En el análisis se detectan los trastornos metabólicos que se producen por la falta o acumulación de ciertas hormonas y son hereditarios.

Los bebés que lo padecen nacen aparentemente sanos, pues hasta el momento su mamá es la que metaboliza todos los alimentos, pero a medida en que van pasando los días y él empieza a alimentarse solo, su cuerpo es incapaz de metabolizar ciertas proteínas o enzimas y empiezan a verse signos que a veces son graves.

Pudieran pasarse años investigando lo que pasa con el niño y médicos van y médicos vienen y gastando dinero sin llevar la cuenta porque no es tan obvio diagnosticar este trastorno y las consecuencias de un diagnóstico tardío pueden afectar grandemente la calidad de vida del niño e incluso provocar la muerte.

Los daños que se pueden evitar por un tamizaje neonatal y tratar a tiempo el trastorno metabólico son:

  • Retraso mental.
  • Cataratas y ceguera.
  • Anemias y trastornos circulatorios.
  • Problemas del riñón.
  • Enfermedades del hígado.
  • Crisis agudas.
  • Inmunodeficiencias.
  • Trastornos neuromusculares, cardíacos o muerte súbita.

Por eso creo que es muy importante considerar este estudio para hacerlo al momento del bebé nacer.  Se le hace después de las 24/48 horas de nacido hasta los 30 días.

Es una inversión que vale la pena, no sólo por el poder del diagnótico a tiempo sino por toda la experiencia de vida que te ahorrarás tratando algo que ya se desarrolló.

Si quieres más información sobre Criba Life Screening Program en la descarga encontrarás el brochure y los contactos.

Scroll Up