El gran dilema: niñera en casa o guardería.

El gran dilema: niñera en cada o guardería.  Yo creo que ésta es una de las decisiones ejecutivas que más analizamos cuando estamos en los preparativos de recibir a nuestro bebé

La mayoría de mamás tenemos que tomarla en algún punto de nuestra maternidad y la verdad es que son tantos los factores que entran en juego y hay que considerar que pueden resultar realmente agobiantes.

En mi caso, ingeniera y esquemática al fin, hice un cuadro con los PROS y los CONTRAS de cada opción.

Cuando fui primeriza les aseguro que anduve toda la ciudad buscando y conociendo guarderías y entrevisté a varias personas e incluso probé durante el embarazo a una de ellas a ver cómo nos entendíamos en la casa.

Pero lo particular de ésto es que estás decidiendo en manos de quién dejas a tu bebé amado, frágil e indefenso por varias horas del día y no es nada sencillo.

Son inevitables los  sentimientos de culpa, de pena, de tristeza, de miedo, en fin, no es una decisión puramente racional, sino que las emociones del momento van muy ligadas a todo.

Muchas madres siempre quieren saber qué hice con mis hijos y por qué lo decidí así, sin embargo, es una decisión tan personal y tan dependiente de las circunstancias del momento y hasta del tipo de persona que eres que es imposible dar una respuesta correcta a quienes en el fondo buscan precisamente eso al preguntarme.

Niñera en casa o guardería

En este artículo comparto con ustedes mi propio análisis, en mis propias circunstancias esperando que algo de ésto las pueda ayudar a tomar su decisión, una con la que se sientan cómodas y tranquilas con la plena conciencia de que ni Mary Poppins ni la Nana Mcphee existen.

Es válido además agregar que si tomaste una decisión y sencillamente te das cuenta que no tienes paz o te sientes infeliz con esa, en cualquier momento puedes cambiar y reajustar dentro de tus posibilidades, porque si algo les puedo asegurar con la crianza es que es necesario y hasta vital aprender a ser flexibles y capaz adaptarse a los cambios constantemente.

A todo este cuadro hay que agregarle de manera paralela lo que son los costos, considerando con cuánto disponemos y, con ese monto en mente,  en cuál de las modalidades obtendríamos los mayores beneficios para nuestro bebé y para nosotros mismos.

Puedes leer también: Preguntas claves para contratar niñera.

Si tienes algún otro PRO o CONTRA que desees agregar déjalo en los comentarios y así las demás Madres Conectadas también se pueden beneficiar de tus propias experiencias y conclusiones. 

3 Comentarios

  1. Carolina
  2. Elissa Pichardo

Deja una respuesta

Pin It on Pinterest

Compártelo!

Comparte este post con tus amigos!