Los peligros con los videos de YouTube para niños y qué hacer

Hablemos sobre nuestro querido YouTube, cómo lo usamos con los niños y lo que tenemos que saber.

Algo que me llama la atención es que la mayoría de padres se sienten muy relajados con sus hijos usando redes sociales desde muy pequeños.  De hecho, las prefieren antes que la TV o los video juegos.

Existe una noción generalizada de que cuando hablamos de que redes sociales nos referimos a Facebook, Instagram, Snapchat, Pinterest, entre otras.

Extrañamente una abrumadora cantidad de padres no considera a YouTube como tal.

Entienden que You Tube es un medio de fácil acceso para que sus hijos se entretengan.  Para que ellos vean sus muñequitos favoritos (un episodio detrás de otro), para que vean tutoriales de manualidades o experimentos, música y videos de los famosos gatos haciendo cualquier cosa que parezca tierna o de risa.

Y no es que no lo sea, lo es.  Nosotros en casa hemos visto cantidad de contenido excelente y algunos puramente entretenidos.  Yo creo que mis hijos y yo somos responsables de cerca de 100 mil vistas de los millones que tiene Gummy Bear.

Pero hoy quisiera despejar cualquier duda respecto a la naturaleza de You Tube:

YouTube es una red social

Y, como toda red social, NO ES PARA NIÑOS, y diciéndolo más específicamente, no es para que los niños la consuman SIN SUPERVISIÓN.

¿Se han fijado que debajo de cada video cualquiera puede comentar lo que sea?  Pues es porque la gente interactúa todo el tiempo por esa vía en YouTube y, por supuesto, por ahí ya se abre una ventana a una comunicación más exclusiva si se desea.

Eso por un lado, pero por otro (y es el tema de hoy), cuando un niño da un search a, por ejemplo, “animales curiosos”, a la cuarta o quinta opción de esa búsqueda inocente aparece un video de cualquier cosa que a veces ni puedes imaginar que relacionen con eso.

Eso pasa porque alguien subió lo que quiso y usó una palabra clave en común con el video de los “animales curiosos” para recibir tráfico en su canal y ya, inmediatamente, tienes a tu hijo expuesto a un contenido que no es para su edad.

El simple hecho de que exista YouTube Kids valida mi punto.

El asunto con YouTube Kids es que nace porque YouTube se dio cuenta de que los videos de programas para niños y del gusto de los niños generan billones de vistas, no sólo millones, BILLONES y creó esta dependencia de la plataforma con más restricciones y más regulaciones para mantener el contenido apto para los pequeños.

El objetivo de ellos es claro:  captar esa audiencia contando con el acceso que dan sus padres cada vez más y cada vez desde más jóvenes (hablo de niños de 3 y 4 añitos e incluso bebés).

Pero, recuerda que dije billones de vistas y ¿Quiénes andan detrás de una porción de esas vistas? Pues aparentemente todo el creepy existente.

Lo que andan haciendo estos cazadores de vistas en YouTube ya está pasando los límites.

Crean una versión oscura, aterrorizante y totalmente inapropiada (desnudos, sexo, adicciones, violencia y demás) de esos muñequitos y programas tan populares con el formato y todo normal, lo publican en sus canales y usan las palabras claves o keywords que usan los originales.

Literalmente están haciendo lo que hacen en la pornografía y en las parodias: toman un episodio, usan los personajes y hacen toda una producción de la trama pero con otros diálogos y otro contenido.

Lo que debemos comprender a nivel técnico es que, al usar las mismas palabras claves que los originales, salen en las búsquedas y nuestros hijos libremente los pueden ver.

¿Cuál es el problema con eso?

Que, asumiendo que nadie quisiera contaminar la mente de sus pequeños, estos episodios falsos son difíciles de identificar por los niños  (y a veces por nosotros, hasta que vemos la trama).

No hay una capacidad de discernimiento aún.  Lo más que pueden pensar es que “un episodio más” de Masha y el Oso o de la Doctora Juguetes que no les hizo sentido, que les dio miedo, que no entendieron en lo absoluto y se quedan confundidos con lo que ven, poniendo esa mentecita a tratar de descifrarlo por su cuenta.

¿Cómo identificar los falsos episodios?

La parte gráfica, de animación y de sonido se ven generalmente de poca calidad, pero, preguntándole a varios padres, me comentaron que sí se han encontrado algunos episodios “raros” pero sólo pensaron que eran viejos.

Y obviamente la trama es extraña, por decir lo mínimo.

Con episodios de visitas al doctor terroríficas donde hay cada clase de instrumentos, de zombies, de los muñequitos desnudos en situaciones… bueno, creo que no tengo más qué agregar.

Y ustedes dirán:“¡ah pero si veo algo extraño lo quito seguido!”  y estoy segura que lo harían.

El asunto es que si están viendo sus muñequitos tranquilos, viste el primer y hasta segundo capítulo con ellos, te paras a preparar la cena y los dejas con lo que crees que son “algunos más mientras tanto”, existe la posibilidad de que se topen con uno de los capítulos que se cuelan y ustedes ni se enteren que lo vieron.

¿Cómo es que los infiltran entre los originales?

Sencillo.  Son mentes criminales que están violando los derechos de autor, usando estratégicamente las palabras claves y usando personajes conocidos combinado todo con una mente maquiavélica.

Esa misma mente que constantemente está observando a nuestros hijos y lo que hacen online y, por supuesto, con una avaricia total pues sólo buscan tener vistas en sus canales para ganar dinero con anuncios.

¿Así o más claro?

¿Dónde cruzaron la línea estos seres que no nos dejan paz mental?

Pues, para mi horror personal y angustia por los niños del mundo, hay incluso un canal, sí un canal, que se llama Super Kids TV y cuya descripción es: education videos and songs for super kids.

Hasta ganas te da de poner todo un playlist para tus hijos, ¿verdad?

Miren par de capítulos y me cuentan en los comentarios.

¿Qué podemos hacer como padres?

Si pudiéramos estar 100% cada segundo con nuestros hijos la historia fuera otra, pero, si ya en la casa o con algún equipo en particular, tienen acceso a internet, seguro que conectarse en YouTube será una de sus cosas preferidas.

En algún punto van a tener la oportunidad y el deseo de conectarse solos, hasta en casa de un amiguito, de los abuelos, etc.

Algunas cosas que podemos hacer para evitar que se topen con este contenido indeseado son:

No dejarlos sin supervisión cuando estén conectados

Esa sería la regla de oro. Personalmente es la que uso y seguiré mientras pueda.  Pero, como dije antes, no vamos a estar pegados a ellos cada segundo de sus vidas y a veces harán cosas que ni imaginamos porque todavía en nuestro librito, tipo “no deberían estar en eso aún”.  Así es que nos agarra la sorpresa en ciertas situaciones.

Habilitar el modo de restricción en la plataforma

Habilitando ese modo restringido en el equipo en que se conectan evitarás que les salgan videos relacionados por keywords sino sólo lo que buscaron.

Deshabilita la función de búsqueda en la aplicación

Así no puede buscar por palabras claves como que pongan #PeppaPig y seguido tengan acceso a todo lo que sale bajo ese nombre. TODO

Lee la Guía para Padres que tiene esta plataforma

Si tus hijos van a seguir usando You Tube Kids, aún no tengan tu supervisión, o si crees que en algún punto lo harán (como es lo más probable) es bueno que leas todas las medidas de seguridad que ofrece YouTube para estos fines en el Kids Parental Guide  y apliques lo que aconsejan en materia de restricción y seguridad.

Puedes perfectamente traducir el contenido a español AQUI o con otras herramientas que conozcas.

Aplicando estas medidas simples y que sólo tomarán un tiempecito de nosotros, podemos disminuir el riesgo de exposición innecesaria de nuestros niños alimentando mentes pervertidas a su alrededor.

Ésto es sólo un paso inmediato, algo que es factible para todos hacer pero si investigan van a encontrar formas más técnicas de control parental para cualquier conexión en internet acorde a la edad de tus hijos.

Para mí es importante que tomemos conciencia de que esta situación pasa en los medios y canales virtuales, tomemos control de lo que nuestros hijos ven y protejamos sus etapas.

No exponerlos a lo que no es acorde a su edad no es meterlos en una burbuja, es darles el espacio a que maduren a su debido tiempo y así vayan desarrollando la capacidad de discernimiento.

Que se le prendan los bombillos cuando algo no está bien o no “se sienta bien” a su alrededor, como yo lo veo, es una herramienta de auto protección que le entregamos a nuestros hijos para la vida.

Estoy segura que, compartiendo esta situación y haciéndonos eco de ella, no sólo orientaremos a otros padres, sino que crearemos ruido y llevaremos a plataformas como ésta a solucionar esos problemitas de seguridad que como familia nos afectan.

Te invito a que comentes y compartas que cantidad de padres no tienen NI IDEA de lo que está pasando y somos una comunidad precisamente para ayudarnos.

 

 

 

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Compártelo!

Comparte este post con tus amigos!