Cómo identificar a un pederasta en el entorno de tus hijos y protegerlos del abuso sexual.

pederasta

Uno de los temas más solicitados por las Madres Conectadas y los Padres Conectados está relacionado a identificar un pederasta en el entorno de nuestros hijos, es decir, si nuestro hijo está en peligro de ser abusado, en cualquier índole, pero definitivamente siendo la más preocupante la del abuso sexual.

Hace un tiempo escribí sobre cómo detectar si nuestros niños están siendo víctima de maltrato y tuve muchos comentarios respecto a las señales que a veces se nos escapan.

Ahora retomo un poco de este tema pues es como la otra cara de la moneda: una cosa es lo que manifiesta el niño y otra el comportamiento de los adultos alrededor de él que serían potenciales abusadores.

Sí, hablo de los adultos que están en contacto con él/ella, no una sombra misteriosa que se mete en la noche en la casa y que es anónima.  Es desgarrador pero es la verdad: la gran mayoría de niños son abusados por gente de su entorno y de su confianza y la de la familia.

Entonces creo que con este tema tendremos que hacer un esfuerzo por poner de lado las emociones y la negación pretendiendo que nadie ni de la familia, ni de los amigos, ni de los conocidos de cierto grado de confianza podría ser, los hechos dicen lo siguiente:

CUALQUIERA PODRÍA SER UN POSIBLE PEDERASTA.

Ésta es un afirmación dura, pero es bueno saber que el espectro de la sexualidad humana es tan amplio como misterioso y puede mantenerse totalmente al margen de los demás ámbitos de la vida de cualquier persona..

Así que con la intención de proteger a nuestros pequeños, por encima de cualquier otra cosa, vamos a enfocarnos de manera objetiva en exponer todo lo que tenemos que saber de un pederasta como forma de prevenir el abuso:

 

1. Cualquier adulto podría ser un abusador sexual:

Pederasta no es más que quien ejecuta la acción del abuso sexual a un menor.  Estadísticamente no hay una raza, profesión, edad, condición social, afiliaciones religiosas, pasatiempos e incluso preferencia sexual que defina o caracterice a un pederasta.

Lo que define la pederastia está dentro y no fuera de la persona, así que no es evidente. De hecho la mayoría son expertos en ocultar sus pensamientos ocultos y por eso es tan difícil detectarlos.

Esto significa que ningún adulto está exento de ser un posible depredador sexual.

Lo que si se sabe a ciencia cierta sobre los agresores sexuales es que no parecen personas anormales. Al contrario, son bastante normales, tienen trabajo, pertenecen a juntas de vecinos, son buenos vecinos, tienen educación y no manifiestan trastornos mentales graves. Hasta tiene sus propias familias y muchas veces con niños pequeños.

 

2. La mayoría de los abusadores son personas conocidas por los niños o de su confianza.

El no reconocer que el punto 1 es una realidad hace que las victimarios proliferen en medio de nosotros.  En los casos registrados en Estados Unidos sólo el 10% son personas que no pertenecen al entorno de los niños. El 30% de los niños abusados sexualmente han sido víctima de algún familiar, desde su propio papá, padrastro, tíos, primos hasta incluos abuelos y hermanos mayores.

El alarmante 60% han sido víctima de un adulto que no era un familiar pero sí un conocido (profesores, guías, amigos de la familia, etc.).

3. Características de un pederasta:

  • La mayoría son hombres independientemente, de si abusan a niños o niñas.  En Costa Rica se hizo un estudio sobre casos denunciados y registrados como pederastia y que arrojó que de los abusadores  un 90% son hombres, siendo un 70% de éstos mayores de 35 años y un 75% de ellos sin ningún antecedente penal.
  • Muchos cuentan con historial de abuso ya sea de tipo físico, sicológico o sexual en su niñez.
  • Pueden padecer trastornos mentales como desórdenes de la personalidad o trastornos del ánimo, aún no sean evidentes.
  • Es un mito que los hombres homosexuales son más propensos a ser abusadores. Los heterosexuales tienen la misma probabilidad.
  • Las depredadoras sexuales tienden a abusar más a niños que a niñas.

 

4. Comportamiento y tendencias del abusador:

  • Les prestan más interés a los niños que a los propios adultos en situaciones sociales.
  • Es posible que tengan empleos que les permitan estar cerca de niños de cierta edad (niñera, entrenadores, trabajan en sitios que frecuentan niños, etc.)
  • Frecuentan sitios para niños o adolescentes como arcades o salas de juegos y se infiltran retándolos en algún juego o comprándoles fichas o tickets.
  • Merodean a las salidas de los colegios o las plazas comerciales, esperando la oportunidad y se ganan su confianza brindándoles algo.
  • Tienden a hablar de los niños o dirigirse a ellos como si fueran adultos.
  • Su acercamiento con los niños se vuelve físico: los toman de la mano, los abrazan, los besan de manera espontánea.
  • A menudo hacen referencia a que se sienten como niños o que los ama a todos.
  • Colma de regalos y atenciones a sus futuras víctimas de manera excesiva o demasiado al azar.
  • Trabajan a lo largo del tiempo para ganarse la confianza del niño y de los padres: se ofrece a llevarlos al cine, a paseos, de compras.  Este proceso puede durar desde meses hasta años.
  • Generalmente el abusador no va a ejecutar hasta que no pase desapercibido en base a la confianza que se ha depositado en él/ella.

 

5. Quiénes son sus víctimas:

  • Niños que no reciben suficiente atención en su casa o carecen de apoyo emocional. Logran victimizarlos a través de tácticas que los hacen convertirse en el sustituto de una figura paterna/materna.
  • Niños sin supervisión constante.  Los más vulnerables en este sentido son los hijos de madres/ padres solteros o de hogares donde uno de los dos no se involucra en la crianza.
  • Niños que se les enseña que deben “obedecer” a los adultos, sólo por su condición de adulto.
  • Niños que se les educa con la idea de que es signo de mala educación no aceptar y agradecer lo que el adulto les de.

 

6. Tácticas mayormente utilizadas:

Los pederastas emplean una serie de juegos que logran confundir, atemorizar y aislar al niño y así los hacen vulnerables al abuso.

  • Los secretos: guardar secretos les da a los niños una sensación de poder pues están haciendo algo “de adultos” que comparten con uno de su confianza.
  • Juegos sexuales: besos , caricias, abrazos con connotación sexual, toque de partes privadas, todo ésto lo pueden llevar a cabo e ir escalando porque convencen al niño de que “no está pasando nada”, “todos lo hacen”, “es normal”, “así los adultos demuestran el amor”. etc
  • Extorsión: exponen al niño a pornografía, a hacer algo denigrante o vergonzoso para él y luego amenazan con exponerlo y les dicen que nadie les va a creer.
  • Atemorizarlo: decirle que si no hace lo que se le pide va a matar o hacerle daño a un ser querido o a él mismo.
  • Afecto y amor: ésta es la peor de todas.  Deja las heridas más profundas.  Pone al niño en la situación de reconocer el amor como algo condicional y luego, al descubrir que fue una táctica de manipulación, se marca de por vida las relaciones futuras de ese niño necesitando ayuda profesional.

Mi propósito al escribir sobre un tema tan difícil para los padres es que precisamente podamos tener más herramientas para asegurarles a nuestros hijos la infancia que deseamos para ellos: sana, sin corromper, feliz.

En cada país existen instituciones o fundaciones que apoyan a las familias que se han visto enfrentando las consecuencias del abuso infantil o que sospechan que hay una situación de alerta con alguien en específico.

La mejor medida es buscar ayuda, romper el silencio y con eso, romper el ciclo de violencia contra nuestros pequeños.

Otros temas que te pueden interesar del blog:

Te invito a suscribirte al blog y seguirnos en redes sociales para que formes parte de esta comunidad de madres de todo el mundo.

 

 

22 Comentarios

  1. Maria Cardenas
  2. Rafael Barragan Ortiz
  3. Rosalba Rodriguez
  4. William Delgado
  5. Angie
  6. Elisabet
  7. kath
  8. Ananda
  9. David
    • Dr. Dimas Watson
  10. Gustavo Enrique Contreras Monsalve

Deja un comentario